Cómo decorar el dormitorio de un amante de los libros

amante libros

CEl dormitorio de cualquier amante de los libros suele ser algo convencional, pero con muchos libros al alcance. Eso no tiene nada de malo, pero si se busca decorar la habitación con fines de aumentar el placer para dicha persona, lo mejor es ir más allá, y mirar en los detalles.

La comodidad, iluminación, y espacio para los libros es fundamental en este caso, y se debe de priorizar en ello. A continuación te daré algunos consejos que servirán como idea general de lo que debes de hacer.

Librero como respaldo

Tener un libro de cabecera es un clásico para quienes gozan de leer siempre, y por esto es que tener decenas de ellos justo detrás antes de dormir puede ser una excelente idea, no solo en cuanto a decoración.

Si separas tu cama medio metro de la pared no solo obtendrás un aspecto especial en tu habitación, sino que darás espacio para colocar un libreo alargado para funcionar como respaldo. Allí se pueden alojar muchos libros que darán un toque muy artístico y culto a la zona.

Tu portada favorita

Es indudable que para cualquier amante de los libros es casi imposible pedirle que elija un solo libro como su favorito. Suelen haber 5 como mínimo en esa lista. Pero es más probable que se tenga una portada de libro que se distinga entre el resto.

Puedes tomar la portada de libro más significativa, por el libro que representa, o solo por el diseño de la misma, e imprimirla en un tamaño grande, del tipo de un poster de cine. Enmarcarla y colocarla en una pared especial.

Iluminación con estilo

Es cierto que para cualquier lector, lo que importa al momento de elegir una lámpara es que ilumine bien y sirva para leer por las noches sin problemas. Pero en este caso debemos de fijarnos en el aspecto, y entre la gran variedad, lo mejor será ir por aquella que vaya con el estilo de la habitación.

Es posible que tengas una con buena potencia en un costado de tu cama, pero puedes colocar algunas más en otros puntos de la habitación, sin que importe mucho si iluminan bien o no… sólo con fines decorativos.

Comodidad hecha sillón

La cama es un lugar muy cómodo para leer cualquier libro, pero la realidad es que si tuviera que imaginar el lugar ideal para leer éste sería un sillón. Es cierto que no todos los dormitorios tienen espacio suficiente para un sillón, pero si lo hay, debes de integrarlo.

Junto a la ventana, o cualquier otra fuente de luz natural es siempre la mejor opción. Si no la hay, debes de tener una fuente de luz artificial potente y movible cerca del sillón. Es muy importante.

Otras ideas que quizás te gusten

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *