Cambiar la bañera por una ducha

En los baños sobre todo los más antiguos es habitual que haya una bañera.
Las bañeras en ciertos momentos de la vida son útiles, por ejemplo cuando se tienen niños pequeños, a los cuales les encanta bañarse, pero a partir de cierto momento se convierten en un estorbo.

  • Ocupan mucho espacio. En baños pequeños las bañeras ocupan prácticamente todo el espacio disponible para un elemento que se utiliza durante muy poco tiempo cada día y en el que la inmensa mayoría de las veces únicamente nos duchamos, dejando los baños solo para ocasiones muy esporádicas.
  • Bañarse gasta una gran cantidad de agua. Utilizar la bañera para darse un relajante baño es muy gratificante pero el gasto en agua de un baño es desmesurado y poco ecológico.
  • Son difíciles de limpiar. Las bañeras acumulan mucha suciedad, son una fuente de gérmenes, además para limpiarlas hay que entrar dentro, y en muchas ocasiones eso implica mojarse y poder resbalar.
  • Son peligrosas para personas mayores. Las caídas en bañeras son algo muy habitual entre personas de la tercera edad o incluso más jóvenes. Además a las personas con poca movilidad les resulta muy difícil poder entrar en una bañera.

Por estos motivos cada día mas gente se plantea la posibilidad de cambiar su bañera por un plato de ducha.

El principal problema que encuentra la gente a la hora de hacer el cambio es el miedo a la obra. Estamos acostumbrados a que realizar obras en casa sea caro, molesto, y sobre todo que no sepamos cuánto tiempo vamos a tener a los obreros en casa y el baño inutilizado. Por suerte esto ha cambiado y existen multitud de empresas especialistas en realizar este tipo de reforma en solo 24 horas, una de las más famosas es Conducha donde son expertos en cambiar tu bañera por un plato de ducha de la manera más rápida y sencilla.

Una vez realizado el cambio e instalada la ducha, podrás disfrutar de todas las ventajas que tiene disponer de un plato de ducha en lugar de una bañera. 

  • Fácil acceso para personas de poca movilidad y gran seguridad debido a la superficie antiadherente incluida en la inmensa mayoría de ellas.
  • Muy fácil de limpiar y muy higiénica gracias a los tratamientos anti hongos y anti bacterias que incluyen los últimos modelos.
  • Ahorro de agua. Las duchas más recientes incluyen sistemas que permiten ahorrar hasta un 50% de agua en cada ducha, con respecto a una ducha en una bañera tradicional.
  • Gran cantidad de diseños que encajan en cualquier baño, independientemente de su tamaño y decoración.

Además empresas como Conducha pueden realizar reformas completas del baño, ayudándole a escoger los muebles y decoración que mejor se adapte a su baño

En resumen, si tiene un baño antiguo con una bañera que resulta un estorbo y una incomodidad, aparte de un derroche de agua, un plato de ducha es una opción más que interesante para dar un toque de modernidad y estilo a su baño, haciéndolo más cómodo y ecológico.

Otras ideas que quizás te gusten

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *